La desecación del Mar de Aral es uno de los mayores desastres ecológicos de la historia.

Que una tragedia de este calibre no se vuelva a repetir jamás es tarea de todos.



  • Situación geográfica: El mar Aral está situado en la Asia Central, entre el estado de Kazajistán que se sitúa en el norte y Uzbekistán al sur.
  • Tipo de lago: Es un lago endorreico (mar interior), ya que no tiene salida fluvial hacia el mar. Sus afluentes son el río Amu Daria que viene del sur y el Sir Daria del norte.
  • Datos hidrológicos: En 1960 era el cuarto lago mayor de mundo con una superficie aproximada de 68000 km² y un volumen aproximado de 1100 km³, actualmente su superficie se ha reducido aproximadamente un 60%, y su volumen un 80% siendo actualmente de 220 km². La salinidad ha aumentado desde alrededor de 10 g/l hasta unos 45 g/l.
  • Clima: El clima es clasificado como desértico continental, es destacable la sequia prolongada, alrededor de unos 125 mm de precipitación media anual. La temperatura es de unos 19º-26º en verano y de -19º a -4º en invierno, y se han registrado picos de 45º en verano y -45º en invierno, además hay una alta humedad relativa y alta evaporación.

aral_sea_2006

Causas debidas a la mano humana: La canalización de los ríos Sir Daria y Amu Daria para irrigar la estepa y cultivar algodón (Uzbekistán gran productor mundial de algodón); los 30.000 km de acequias y canales, 45 presas y 80 embalses con infraestructuras de canales deficientes al filtrarse el 70% y al haber evaporación.

Consecuencias: Efectos muy negativos para el hábitat salvaje de la zona y para el desarrollo de las actividades de las sociedades humanas. Hay escasez para el abastecimiento de agua en la agricultura, en la separación de aguas limpias y residuales o para el uso y disfrute de todos los habitantes de la zona; hay un aumento considerable de sal por la disminución de agua que llega al lugar, suponiendo pérdidas de puestos de trabajo en relación con la pesca, ya que mueren la mayoría de los peces.

La desecación produce veranos muy caluros e inviernos muy fríos; la acción del viento ha desplazado toneladas de arena salinizada; el uso indiscriminado de fertilizantes y pesticidas contaminó el aire y las aguas freáticas. Hay grandes problemas de salud por la concentración elevada de sales y de sustancias toxicas, aumentadas por el hecho del consumo de agua con altos niveles de zinc, estroncio y manganeso, produciendo cáncer de hígado, de garganta, enfermedades respiratorias,….además de haber niveles también muy altos de compuestos orgánicos resistentes.

Desde 1960 ha perdido alrededor del 90 por ciento de su volumen

mar-de-aral (2)


Comparte y Conciencia.