Gracias a la adaptabilidad y funcionalidad de los vehículos utilizados en desatascos y poceria, podemos clasificarlos por su capacidad y tamaño. Todos ellos sirven para realizar desatascos de la red de alcantarillado, pero vamos a comentar los usos de algunos de ellos para poder diferenciarlos mejor.

  • CAMIÓN CUBA

    El camión cuba, tal vez es el más utilizado en las intervenciones más frecuentes en los desatascos, lleva incorporado una cuba de agua de alta presión en la parte superior del vehículo. Este camión empleado en los desatascos con agua a presión, es el de dimensión más reducida y no superan los 3.500 kg., su principal cometido es la intervención ena desatrancos de tuberías en lugares de dificil accesibilidad, como sotanos y parkings, en los que el techo suelen ser más bien bajos.

  • CAMIÓN BOMBA

    Su tamaño es similar al camión cuba y esta provisto de un equipo de alta presión de agua pudiendo variar la presión entre 150 y 200 bares. Los tecnicos especialistas en desatascos, utilizan esta presión dependiendo del tipo de red en la que se realice el desatranco, dependiendo de el tipo tuberías y de si el material es antiguo, para utilizar la una presión más adecuada para no dañar las tuberias. Su contenedor de agua no debe superar los tres metro cúbicos, dada su potencia, peso y capacidad.

  • CAMIÓN CISTERNA

    cisterna camión desatascos
    Es el camión de mayor envergadura, puede llegar a alcanzar los 11 metros cúbicos, su empleo es también como los anteriores, destinado a los desatasco de tuberías y redes de saneamiento, es el más adecuado para realizar limpiezas y desatrancos de alcantarillado en nucleos urbanos más pobladas como Madrid, Barcelona o municipios provistos de red de alcantarillado. Puede expulsar agua a presión y también succionar aguas residuales, para posteriormente poder ser trasladadas a plantas especializadas de reciclaje de aguas residuales, con el proposito de que estos residuos no perjudiquen el medio ambiente. En ningún caso debe superar un peso máximo de 18 toneladas. Debido a que en ocasiones puede transportar sustancias peligrosas e incluso inflamables y tóxicas, debe ser manipulado con un carnet especial.